miércoles, 26 de octubre de 2016

Pensamiento de ti



El primer pensamiento de la mañana te trae igual que lo hizo el sueño o la noche antes que él. Te traen las cosas a cada instante; el sabor del café, una melodía que me atrapa por sorpresa, el viento entre los abedules, la lluvia indecisa de brotar de las nubes o el aro que gira en mi dedo. Te traen los mensajes escondidos de todo lo vivido juntos entre risas y el asombro ante caminos recién descubiertos. Y sé que no te traen, es que te llevo dentro. En mi palpitar... como ecos... tu aroma que me envuelve, tus dedos que me dibujan, tu mirada como alas traslúcidas de un sentir que emana de tu sombra luminosa.

El primer pensamiento de la mañana te trae en tu voz, en tus palabras. Escribes, me escribes y me hablas y me acaricias con la intensidad de tus ganas mis labios que son como flores que se abren al rocío de ti, y nos miramos, siempre nos miramos, con las manos enlazadas y los cuerpos perdidos en laberintos de los que no quieren salir, caminando juntos en la belleza, abrazados sin soltarnos... sólo un poco... para poder besarnos una y otra vez convertidos en imanes que orientan y desorientan sus brújulas internas en pos de un único norte: dentro, muy adentro.
Mentes que convergen en conversaciones que vuelan los días en tardes y las tardes en noches y las noches en madrugadas largas de palabras que se recuerdan mucho tiempo después de ser pronunciadas, semillas que enraízan y brotan en ramas que son fuertes y llegan lejos en el tiempo fecundo del silencio.

El primer pensamiento de la mañana te trae como magia invocada y manifiesta del Amor que crece sin desvanecerse, del Deseo que arde en infinita llama.


Texto: Zoraida*

Imagen extraída de internet. Si eres su autor dímelo y añadiré tu nombre o la retiraré de inmediato. 

(Para los indios Lakota (nombre que significa "alianza de amigos") el Caminar en la Belleza es una forma de vida que se logra cuando la persona tiene en armonía su parte Tierra (física) con su parte Cielo (espiritual).

10 comentarios:

  1. Toro Sentado era un Lakota...pero lo mas hermoso de su vida siempre fueron sus padres El...Toro Sentado Padre era un Jefe Guerrero ...y su madre...con el nombre esta dicho todo..Her-Holy-Door, fue ella la que le educo para ser Chaman...aunque segun cuentan eran iguales de testarudos los dos, cuando ella hablaba...Los dos Toros cabezotas( es eso lo que significa Sitting Bull..se sentaban a escuchar..)
    Precioso texto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maravillosa historia DomMayo, no la conocía, y tienes razón, el nombre de la madre es magia pura.
      Muchas gracias por tu presencia en este lugar, que también es tuyo. Bienvenido. :)

      Eliminar
  2. Me encanta tu fuerza y tu dulzura, la inteligencia y belleza que muestras a través de tus creaciones. Un beso grande mujer sabia, alma que ilumina. (Por cierto, he descubierto tu otro blog y me reitero en mis palabras)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayy, Inés, qué hermosura de palabras me dedicas. Mil gracias siempre. Ya quisiera ser esa mujer sabia de la que hablas. Mientras tanto, sigo avanzando para lograrlo, Vivo, Amo, Aprendo... y quizá algún día... :))

      Mi abrazo de luz y mis mejores deseos para ti.

      Me alegra mucho que te haya gustado el otro blog, en breve seguiré trabajando en él. :)

      Eliminar
  3. Qué maravillosa manifestación de amor. Palabras que regalan imágenes, sentimientos que palpitando se convierten en letras llenas de uno mismo, en este caso... De ti, querida Zoraida.

    Mil besitos, preciosa.

    Te felicito por este sertir tan inmenso que traspasa y cala.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Palabras que regalan belleza y presencia cálida, las tuyas siempre, Auroratris.
      Me emociona que este sentir, que se expande hasta más allá de mí misma o mis letras, le llegue dentro a un ser tan hermoso como tú.

      Un beso con todo mi cariño. :)

      Eliminar
  4. Monólogo de un pensamiento, que trae consigo todo el sentimiento que produce el amor. Descripción detallada, que concatena cada acción, cada instante, cada momento, cada pensamiento, comulgando todo segundo del día, con ese amor tan sublime, que duerme gigante, solo para hacerse más grande al otro día.
    Bienaventurado quien puede escribir como tú lo haces, porque para poder hacerlo, hay que tener un corazón tan grande, como el amor que tus letras saben dar.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienaventurada y emocionada yo con la maravilla de comentario que me dejas, Juan Carlos.
      Infinitas gracias por tu presencia y tus palabras en este lugar que te acoge. Bienvenido. :)

      Eliminar
  5. Un gusto leerte, Zoraida.

    Es un bonito composición.

    Que tengas un gran día.

    Un abrazo.

    ***

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te guste. Gracias siempre por tu presencia y tus pensamientos, Forastero.

      Un abrazo. Que tengas un día brillante.

      Eliminar