miércoles, 11 de mayo de 2016

Tu nombre



Como la adolescente que dibujaba corazones en las libretas, ahora escribo tu nombre. Despacio, concentrando en la escritura un tiempo fuera del tiempo que contiene en sí todas las edades del universo. Escribo tu nombre con cuidado, dejando en cada letra un trocito de mi alma. Escribo tu nombre como una plegaria ritual lanzada al viento, capaz de conjurar deseos. Escribo tu nombre a latidos que, como ondas expansivas de amor inmenso, sacan a mi corazón de sí mismo para que pueda acariciar el tuyo. Escribo tu nombre y me adentro en el laberinto ignoto que es para mí tu mente. Escribo tu nombre como si nos amáramos, saboreando a cada trazo todos los rincones de tu ser cambiante. Escribo tu nombre y al hacerlo imagino que viajo a otros mundos a través de tus sentidos. Escribo tu nombre para habitar tu sueño. Escribo tu nombre para amanecer en ti. Escribo tu nombre para sacarte de mí.


Texto: Zoraida A.M.

Foto extraída de internet. Si eres su autor dímelo y añadiré tu nombre o la retiraré de inmediato.

3 comentarios:

  1. Cuanta profundidad en un solo nombre, en un sentimiento y en una sensación...
    Maravillosas siempre tus palabras versadas entre estrellas errantes y profundos nombres

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El nombre, sin el alma de la persona a quien se refiere no es nada, pero a veces es lo único que se tiene de ella; palabras que alimentan el sueño para que no se desvanezca. Gracias por el regalo precioso de tu estela. :)

      Eliminar
    2. Gracias a ti por iluminar el camino....

      Eliminar