martes, 3 de mayo de 2016

Un amor antiguo




Me hablas de una forma tan hermosa... tus palabras me abruman tanto que a veces solo quiero esconderme, pero no sirve de nada, se me quedan dentro y vuelven una y otra vez a mi pensamiento. Porque yo a ti te siento como un amor antiguo, forjado a través de otras vidas, que se hace realidad en este presente que nos corresponde por destino.
Como un espíritu viajero del espacio y el tiempo, siento que estás a mi lado; una caricia ligera en mi cuello, el corazón que de repente late desbocado, la piel erizada sin razón o un susurro que excita mi sueño... sé que estás ahí. Lo sé. Y me vuelve tan frágil y valiente al mismo tiempo...


Zoraida*


















8 comentarios:

  1. He cruzado océanos de tiempo para leerte...
    Nuevamente: MARAVILLOSO
    ...y mas con la referencia a una de mis películas :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tus palabras como regalos preciosos. Gracias. :)

      Eliminar
  2. Como un amor antiguo esperando el momento para resucitar en otro tiempo, vuestro tiempo.
    Precioso... Como vosotros.
    Y perdonad mi intromisión.

    Mil besitos para cada uno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un amor forjado en mil vidas anteriores hasta llegar a nosotros...
      Intromisión ninguna, Auroratris. Feliz y agradecida siempre de tu presencia hermosa y tus palabras exquisitas en este, tu, universo.
      Un beso con todo mi cariño. :))

      Eliminar
  3. Benditos los Amantes que escalan y derrumban las murallas del tiempo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ... y al reconocerse, vivir el Amor en el presente que les corresponde...

      Mi abrazo de luz, alma preciosa. :)

      Eliminar
  4. Etérea bruma que formulaba mi presencia entre las sombras del alma. Se hizo corpórea, guiado por la luz que desprendía la fuerza de tu deseo. Un amor antiguo que ha viajado entre batallas y soledades, océanos y desiertos hasta encontrarte aun sin saber que estaba perdido. Entre palabras y actos ha vuelto a florecer nuestro derecho propio al amor, al amar, al ser amados en una historia que empezó a escribirse entre los arcanos del sentir y que sólo los druidas del sentir lograban descifrar. Mi sentir y mi deseo por ti nacieron en los albores del tiempo, en las eras de lo desconocido cuando nada existía, ni tan siquiera la vida pues allí ya nacía un amor antiguo, el génesis del tiempo y del espacio que desencadenaría la eternidad.
    Diálogos, latidos versados que nacieron, crecieron y evolucionaron en cada amanecer que en la distancia acercaban el presente. Palabras y sentimientos profundos que se posaban sobre una flor que como mariposa se transformaba en secuoya de raíces cada vez más y más profundas. Anillos de un tallo que formaban las galaxias de éste amor antiguo que susurraba encontrar la vida y la existencia entre tus brazos y sentir el único y verdadero latir merecido que mutaba las lágrimas de tristeza en lágrimas de felicidad.
    Ahí estabas, ahí permanecías, ahí te entregaste, frágil y valiente, a ciegas y vulnerable afrontando mil batallas simplemente creyendo en mí, en una historia, en una eternidad, en un antiguo amor que cruzaba océanos de tiempo escondido tras muros, corazas, castillos y miedos para que realmente al final le enseñaran y le mostraran el verdadero significado del amor. Tú y sólo tú amada mía eres AMOR.

    ResponderEliminar
  5. El amor antiguo permanece en el tiempo, Un abrazo

    ResponderEliminar