lunes, 31 de octubre de 2016

La noche de la bruja



Sigue girando la rueda del año y en lo que parece un tiempo fuera del tiempo llega la noche mágica de las brujas. En esta noche los velos del mundo invisible se abren, las puertas de la vida y la muerte se unen, es tiempo de prodigios. Tiempo de muerte y renacimiento. "Y como en un regalo del universo", piensa, "es noche de luna nueva".
Noche sin luna que se lleva definitivamente lo viejo y lo malo para dar paso a la luna de siembra de lo bueno y lo nuevo por llegar. Noche oscura que también habitan los monstruos. "Pero, ¿y qué son los monstruos sino nuestros aspectos ocultos, aquellos que no queremos mostrar? ¿Acaso no son solamente los instintos intactos ajenos a cualquier norma que desean ser liberados? ¿No merecen también ser conocidos y amados?" La bruja no teme adentrarse en las tinieblas porque sabe que sólo portará luz quien sea capaz de conocer su propia oscuridad y encontrar en ella la chispa que la ilumine desde dentro. Porque todo está dentro de cada uno, ella lo sabe bien, y no hay sabiduría natural sin el equilibrio de los contrarios. Y si hay una noche entre todas las noches para que convivan lo visible y lo invisible, la opacidad y el brillo, lo que es y lo que ya se fue, es esta.

La bruja enciende una vela y un atadillo de hierbas con el que forma el círculo sagrado que la protege y donde se manifiesta la magia. En silencio, sin grandes rituales, se adentra en sí misma y se escucha, escucha lo que su corazón en la noche le tiene que contar.
Honra a sus ancestros, aquellos a los que tanto amó y que ya no están. Se reconcilia con aquellas personas que aún habitan el mundo de los vivos pero abandonaron la senda que por un tiempo compartieron juntos. A todos los bendice con amor y los deja marchar sabiendo que ya nada más pueden ofrecerse entre sí. Sabe, que aunque duela, ha de dejar caer las hojas marchitas del árbol para abrir camino a los brotes nuevos que pronto nacerán en su lugar.
La bruja vuelve de su interior esta noche más sabia y fuerte. Ha sembrado luz y vida en su interior después de haber muerto en todo lo que abandona. Y celebra, la bruja siempre celebra, el renacimiento a una etapa nueva, abierta y libre a todo lo que desea de verdad.

Esta noche, como todas las noches, la bruja agradece todo lo bueno que hay en su vida y todo lo bueno por llegar.



Texto: Zoraida*

Imagen extraída de internet. Si eres su autor dímelo y añadiré tu nombre o la retiraré de inmediato. 

6 comentarios:

  1. Regresamos de nuestro mundo interior y eso asusta... Hemos de ser magas para poder expulsar nuestros demonios internos y protegernos de nosotros mismos... nuestros monstruos.

    Me ha gustado mucho el ambiente que has creado, querida Zoraida.

    Mil besitos corazón y disfruta de este día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Adentrarse en lo más profundo del ser y regresar. Amar quienes somos al completo, lo luminoso y lo oscuro, cada uno de los aspectos que nos complementan, y así continuar, sin miedo a uno mismo, la senda del propio conocimiento.

      Feliz de que disfrutes el paseo por este universo y lo embellezcas con tu presencia, mi querida Auroratris.

      Un beso con todo mi cariño. :)

      Eliminar
  2. Lo he leído tantas veces que me lo sé de memoria y hay frases tan imponentes y ciertas que son como bofetones que te sacuden y despiertan. "Y ,¿qué son los monstruos sino nuestros aspectos ocultos, aquellos que no queremos mostrar? ¿No merecen también ser conocidos y amados?."

    Sigue escribiendo siempre bruja luminosa, estrella maravillosa. Del amor, de la pasión, de la bruja, de lo que quieras, pero escribe que te sigamos leyendo. Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros también somos nuestros monstruos. Sólo al conocerlos y amarlos extraemos el aprendizaje intenso y necesario que quieren regalarnos.
      Abrumada e inmensamente agradecida por tus palabras hermosas hacia mí, Inés.

      Mi abrazo de luz y un beso enorme. :))

      Eliminar
  3. Un enorme placer en descubir tus letras aqui me quedo leyendo un poco. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias por tus palabras, Demian. Deseo que disfrutes el paseo en este universo que te acoge como tuyo. Bienvenido.
      Mi abrazo de luz. :)

      Eliminar