sábado, 10 de diciembre de 2016

En el hogar del cuerpo



Y al atravesar la bruma el tiempo detuvo su vuelo oscuro.

Envuelta mi desnudez en vapores con aroma de especias me acerco a ti atravesando despacio la penumbra del hammam, empapada en estrellas mi piel,
luz filtrada del pequeño universo pétreo en la bóveda del techo.

En mis manos tatuadas de henna llevo hechizos hechos caricia para ti.
En mi boca los cantos de Uzza y los relatos de Sherezade, alfombra mágica en la que viajará tu mente.
En mi lengua, desbordado un manantial de azafrán y miel.
En mis muslos...el refugio en el que tu lengua como sierpe de agua se desliza.

Atravieso la perfumada nebulosa y te siento... voz que me llama en ecos que reverberan en esta calma submarina, música de agua en umbrales y estancias. En ondas llega a ti mi presencia, manjar que esperas devorar en el círculo sagrado que forman tus brazos abiertos...
Asomados a nuestra propia alma en los ojos del otro me abandono a la humedad que me abre, perla oculta, presente único ofrecido a ti.
Eleva, agarra, funde, acaricia, saborea...voluptuosa locura que nos lanza al vuelo.


Zoraida*


Imagen extraída de internet. Si eres su autor dímelo y añadiré tu nombre o la retiraré de inmediato. 


2 comentarios:

  1. En el hogar de tu cuerpo... Su morada, como cielo ofrecido y merecido con el adobe y el aliño de la especie natura que hay en la piel.
    Perla de fuego que se funde como astro en su cielo.
    Qué maravilloso es leerte en esta sensualidad, mi querida Zoraida.

    Mil besitos, corazón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué belleza en tus palabras, qué calidez desprende tu presencia, mi querida Auroratris, preciosos regalos siempre.

      Un beso con todo mi cariño. :)

      Eliminar